ECOM participa en un grup de discussió sobre l'envelliment i les necessitats de cura al Palau Macaya

ECOM participa en el espacio de debate y reflexión "Envejecimiento y Necesidades de cura. Una cuestión social", que forma parte de un proyecto seleccionado a la convocatoria de reflexión del Palacio Macaya y que está coorganizado con la Universitat Rovira i Virgili, Gendercare, la Universitat de Barcelona y el Grupo de Estudios sobre la Reciprocidad.

La entidad, como organización que defiende los derechos y el bienestar de las personas con discapacidad física y/u orgánica, participará en dos de los grupos de discusión cerrados al público, que se organizan este mes de febrero.

Por un lado, el primer grupo de discusión se organizó el pasado miércoles 10 de febrero bajo el título "El cuidado remunerado. Compartiendo experiencias con las personas trabajadoras del cuidado", una sesión en la cual participó un Asistente Personal de ECOM. En este espacio el objetivo era recoger la experiencia y las percepciones de las personas que cuidan de manera remunerada, así como detectar sus necesidades y sus demandas de mejora y dignificación de las condiciones laborales.

Por otro lado, la segunda sesión se organizará el próximo jueves 25 de febrero bajo el título "Los servicios de cuidado. Compartiendo experiencias" con la participación de María José Moya, responsable del área de Vida Independiente y Asistencia Personal de ECOM. En este caso, el objetivo del grupo de discusión será recoger la experiencia de los agentes implicados en los diferentes servicios de cura, detectar necesidades y demandas, y recoger propuestas de mejora.

Este ciclo de conferencias está orientado a avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria a través de un cambio en la organización de las curas que pase por su democratización. El modelo actuado de la organización social de la cura está basado en una distribución desigual de derechos y responsabilidades.

A través de los espacios que se organizan en este proyecto pretende afrontar el reto del sobreenvelliment y la crisis del sistema de cura actual, agraviado por el impacto de la Covid-19 y, de este modo, avanzar hacia nuevo compromiso social para conseguir una cura justa y sostenible de la gente mayor y dependiente.